Fiestas de fin de año: la resaca de los desechos

1/1

Junto con la alegría y los festejos de Navidad y Año Nuevo, los hogares y el comercio multiplican sus residuos. Acá un par de consejos para aminorar el impacto de lo que botamos.

 

Mientras millones de familias en todo Chile disfrutan de las fiestas de fin de año, un factor silencioso pero no por ello menos preocupante se va acumulando hasta alcanzar su punto más alto en las primeras jornadas del 2016. Son los desechos que estas festividades se van generando y que suman varias toneladas extra entre cajas, envoltorios de regalos, botellas y restos de comida.

Si a lo que sale de los hogares sumamos lo que genera el comercio en su mejor época de ventas del año, la situación de los desechos adquiere dimensiones considerables, con todas las consecuencias medioambientales que ello implica.

No es poco usual ver verdaderas montañas de papel de regalo arrugado y cajas cacías en los pasillos de edificios y botellas de vidrio y plástico junto a contenedores ya superados por el volumen para este tipo de envases.

Acá algunos consejos para vivir fiestas de fin de año más sustentables.

 

No usar vajilla desechable

Aunque suene poco fiestero, es preferible usar loza, cubiertos y servilletas tradicionales que luego puedan lavarse antes que usar materiales desechables.

 

Cantidad de comida razonable

En el afán de que no falte comida, exageramos las porciones y terminamos botando mucha comida que nadie pudo comer, incluso en los días siguientes de las cenas de fin de año.

 

Si necesita baterías, que sean recargables

En caso de tener niños en casa y Santa trajo juguetes que requieren baterías, asegúrense de pedir un paquete de baterías recargables. Estas duran mucho más tiempo que las convencionales y contaminan menos.

 

Reciclar, reciclar, reciclar

Durante los festejos generamos una gran cantidad de estas cosas que terminan en la basura, en lugar de ser aprovechadas para manualidades. Las botellas pueden usarse para hacer meceteros o juguetes. Con los corchos podemos crear diferentes cosas, como pizarras para notas o lapiceros.

Ojo con materiales peligrosos

Mención aparte merece la necesidad de disponer en forma separada aquellos productos que pueden dañar a las personas que recolectan los desechos, especialmente los que pueden provocar cortes en las manos, como las botellas.